Tabletas y teléfonos inteligentes para educar

No cabe duda que los teléfonos inteligentes y las tabletas se han convertido en una de las herramientas más influyentes en la vida de muchas personas

La necesidad de estar siempre conectados ha conllevado a que el uso de estos medios digitales se conviertan en una fuente de poder influencia dentro de las distintas actividades políticas, sociales, culturales y educativas. ¿De qué manera influye el uso de tabletas y teléfonos inteligentes en el sector educativo?

Mientras que en muchos países europeos el uso de smartphones y tabletas es una exigencia que todos los estudiantes universitarios deben cumplir, en otros lugares todavía se discute la repercusión de este tipo de herramientas interactivas. Si la incursión de los ordenadores de mesa significó un paso indispensable en la contribución de una mejor educación, es evidente que el uso de estos medios portátiles bien podría reemplazar lo que alguna vez hemos conocido como el lápiz y papel.

Es así como miles de usuarios descargan aplicaciones educativas, libros digitales y múltiples contenidos de interés educativo para mantener cierta afinidad sobre los temas que se discuten en clase.

Tabletas y teléfonos inteligentes para educar

A modo de ejemplo nos adentramos en la clase de un grupo de universitarios que llevan el curso de redacción, donde el profesor cita varios ejemplos concretos de estilos para redactar. Para ilustrar sus comparativas, el profesor pide que los alumnos encuentren la diferencia entre un texto narrativo y un texto discursivo. Para ello, reproducen desde sus tabletas dos textos que previamente fue compartido en la nube de Google