La revolución tecnológica en los niños

En pocos años los niños han evolucionado de forma acusada debido a una revolución tecnológica producida a su alrededor. Analizamos este hecho a continuación

Los maestros nos hemos visto sorprendidos con el surgimiento de una nueva generación que no se compara a las generaciones de hace varias décadas. Los parámetros de la educación han cambiado, ahora hay mejores métodos y estrategias que se pueden plantear para una formación con el más alto nivel.

Sin embargo, los estilos y las tendencias de la modernidad han provocado que los niños, desde muy temprana edad, se vean expuestos a esta fiebre de la tecnología. Es así como surge el gran reto de tomar medidas extremas.

No es ninguna sorpresa ver a un menor de edad manejando a la perfección un Smartphone, un teléfono inteligente o un ordenador portátil. Ya no es novedad que un niño de 10 años pueda chatear con total normalidad y libertad con sus demás compañeros. Tampoco sorprende que niños menores de 10 años tengan una cuenta Facebook y difundan sus fotografías exponiéndose al libre albedrío de personas inescrupulosas.

Pareciese que los niños han dejado de soñar en los castillos, las muñecas y la diversión del parque. Ahora todos quieren llegar a casa para encender el ordenador, el televisor o la consola de videojuegos.

La revolución tecnológica en los niños

Es aquí cuando la educación se convierte en uno de los pilares más determinantes para una mejor formación que rompa con esa dependencia de estar siempre conectados. Es momento de aplicar un estilo de trabajo y estudio más tradicional, que se apoye en la construcción de ideas, en el proceso de la creatividad y no en el plagio de otros contenidos. El reto es muy alto.