La educación virtual

Hoy más que nunca términos como “clases online”, “salones virtuales” y “educación en línea”, se han convertido en expresiones que rompen con lo tradicional

Cada vez crece el número de estudiantes que optan por este tipo de modalidades de enseñanza, ya sea estudiando una carrera técnica o universitaria. Muchos grupos conservadores están convencidos que estudiar a través de un ordenador es un método legalmente permitido pero que no contribuye en la formación profesional de los estudiantes.

En medio de esta discusión acollarada, están los detractores que respaldan la modalidad virtual como un sistema eficiente que brinda opciones a los jóvenes que por motivo de trabajo y tiempo no pueden dedicarse enteramente a las clases presenciales.

Los libros y las clases vía Skype han cobrado un mayor protagonismo al convertirse en un método muy práctico e interactivo para estudiar con mucha comodidad. Está claro que la inversión del tiempo tiene un alto costo que origina este tipo de modalidades que carecen del minucioso control y seguimiento que un profesor podría realizar en un aula de clase.

La educación virtual

Los salones virtuales y la preparación desde casa forman profesionales expertos en calidad teórica, un complemento de la composición general de aprendizaje que no es suficiente para el ejercicio profesional.

Es por ello que importantes universidades e instituciones educativas con varios años de experiencia en el mercado online, han decidido incluir una etapa presencial exigente que ofrezca las garantías adecuadas en la preparación del estudiante. De todos modos, la controversia seguirá provocando fuertes discrepancias entre los grupos tradicionales del sector educativo.