La educación superficial de Internet

Nicholas Carr es un periodista que se ha hecho conocido en Latinoamérica y gran parte de Europa después de la exitosa publicación de 'Superficiales'

"Superficiales, ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes?”, una interesante propuesta que habla entre otras cosas sobre las consecuencias que ocasiona la dependencia de Internet en nuestros hábitos educativos.

Para Nicholas Carr estudiar ya no es lo mismo, Internet y específicamente Google son factores determinantes para volvernos estúpidos, al menos esta es una de las principales ideas que nos plantea en la primera edición de su libro “Superficiales”, que pone en discusión uno de los temas más controversiales y actuales de los tiempos modernos: el uso de Internet.

La educación superficial de Internet

Carr ha sido muy enfático al sustentar a través de una serie de evidencias científicas e históricas la repercusión de Internet y el daño que puede provocar en nuestro cerebro, provocando drásticos cambios culturales e intelectuales, pero básicamente reduciendo la capacidad del hombre para mantener prolongadas horas de lectura y escritura.

La “plasticidad de la mente” es una de las postulaciones más interesantes que podemos destacar del libro de Carr, definiéndose como la múltiple capacidad para hacer varias actividades a la vez sin poder focalizarse seriamente en una sola.

Por eso es que vemos a muchos jóvenes, estudiantes, maestros e incluso dotados intelectuales sobreexpuestos al riesgo de aburrirse fácilmente por la lectura y simplificarlo todo a una simple búsqueda que hace obsoleta la capacidad desarrolladora y creativa del ser humano. La red ha reconfigurado nuestra forma de pensar y estudiar superficialmente, adquiriendo el hábito de leer sobre una infinidad de temas y no retener absolutamente nada.