Educar a través de las nubes

No hablamos de las nubes del cielo, hablamos de las nubes de la red, los sistema de almacenamiento a los que es posible conectarnos desde cualquier sitio

En los últimos años, la tecnología ha dado pasos agigantados hasta el punto de introducirse de manera influyente en la sociedad. Es así como los sistemas educativos se han visto en la obligación de adaptarse al uso de estas tecnologías modernas como una vía para seguir educando. En ese sentido, el servicio virtual  de las nubes es un excelente método para compartir todo tipo de contenidos educativos, incluyendo libros virtuales, textos interactivos y mucho más.

La moda de las nubes como sistema de almacenamiento se ha perfilado como una de las herramientas más populares en los últimos años. Cada día son miles los usuarios que descubren los beneficios de compartir una serie de archivos de todo tipo.

Este método ha permitido que muchos maestros y alumnos puedan compartir entre sus grupos diferentes archivos de carácter educativo. No sólo hablamos de contenido multimedia, también nos referimos a libros virtuales, anotaciones, documentos de texto, evaluaciones, datos estadísticos, y mucho más.

Educar a través de las nubes

A modo de ejemplo ponemos el caso en que un profesor decide compartir con sus alumnos la versión digital de una obra literaria para discutirla próximamente en clase. El profesor accede a uno de los tantos servicios de nube que hay en la red y comparte el archivo en cuestión.  Al instante, los alumnos (que también poseen una cuenta en el mismo servicio) descargan el archivo compartido y repasan desde sus ordenadores o teléfonos inteligentes la lectura enviada por el profesor.

Al día siguiente, todos los alumnos están preparados para las preguntas que el profesor realice sobre la obra literaria que se compartió a través de la nube. ¿Genial verdad?